MANIFIESTO

El presente es, a la vez, un derivado del pasado y un generador de deriva. Es decir, consiste en aquel instante de tiempo que separa lo que ya no existe de lo que tampoco existe. El presente es minimalista en extremo, evaneciéndose en el mismo instante que se genera, y tendiendo a cero igual que a infinito. El presente es, al igual, último paso y primer paso, huella y pisada, sonido y eco, relámpago y trueno.

El presente es un desecho eventual del pasado y una mera especulación del futuro que convierte en conjetura lo que todavía no ha sucedido.

Es corriente concebir el tiempo según una ecuación lineal, en la que cualquier punto intermedio se encuentra precedido por unos y seguido por otros. Es decir, se considera que en primer lugar se encuentra el pasado, luego el presente y a continuación el futuro.

Pero esta concepción secuencial del tiempo solamente tiene sentido contemplando la ecuación desde un punto de vista ajeno a su ámbito, o sea, desde la divinidad.

Si pensamos desde dentro mismo de la ulterior dimensión del tiempo, resulta evidente su relatividad, ya que puede decirse justamente lo contrario: que sin futuro no puede haber presente que fabrique un pasado, o sea el recuerdo instalado en la memoria.

Y en esta relatividad se instala la deriva de LauturA, pensando que hay que crear pasado con la máquina del presente, utilizando como materia prima el futuro, única fuente de generación de conocimiento por su condición de inexistente. Porque crear conocimiento instalándose en la memoria no es posible, aunque sí constituya una buena herramienta el revisar y reutilizar lo que en ella se encuentra para suscitar la experiencia y fomentar el pensamiento crítico regenerador.

LafuturA es deriva y nada diva; solamente es una iniciativa generada por unos sentimientos afines de unas pocas personas, con voluntad de servirse del futuro para procurar que el presente deje de ser un desecho del pasado. Y esto, nada menos, se nos ha ocurrido hacerlo desde el arte y la cultura; y desde la pobreza, aunque no hayamos hecho voto de ello.

La iniciativa es autogestionada y privada, donde la subsistencia es posible gracias a unos pocos bolsillos de unas pocas locas y unos pocos locos, ─y a un paciente casero─, que aman el sentir ajeno y propio, entendido como sensación producida por cualquier medio de expresión personal o colectivo. En LafuturA no tiene cabida el ánimo de lucro porque ya es rica en voluntades de sus integrantes y en el apoyo de sus amigos y simpatizantes, que además de moral, de vez en cuando también ponen “pan”.

LafuturA no se siente competencia de nadie ni considera como tal a las demás iniciativas similares; mas al contrario, su afán también está en utilizar su ser como elemento de difusión de sus homónimos, pensando que el futuro nos lo repartimos entre todos para evaporar juntos un único presente que fabrique un pasado mejor.

LafuturA no se siente institucionalizada, y los tiempos corren a favor de ello mientras se oyen ecos chaqueteros que tildan de riesgo a la institucionalización, proviniendo la advertencia, a menudo, de voces no muy lejanas que apelaban al cobijo institucional. Milagro de los tiempos flacos. Cuando vengan los generosos ya veremos.

LafuturA cree en el arte y la cultura, y por poco, casi también en el mundo del arte y de la cultura. No busca apelativos imaginativos y llama pintor al pintor, escultor al escultor, fotógrafo al fotógrafo, etc. … y artista al artista; y le importa poco si al crítico se le va o no a llamar “mediador”, a la obra “proyecto” o al artista “productor”. Tampoco le importa demasiado si la línea que separa la labor del curador y la del artista es fina o gruesa, y si arte es lo mismo que diseño.

Tampoco cree en la teoría institucional del arte, y deja la filosofía para el mayor discurrir de Dickie, Danto o Platón, aunque le guste perderse con pasión en acaloradas y espiritosas discusiones que lleven al limbo de ninguna parte.

LafuturA es creyente y monoartea. Cree en muchas personas distintas y en un solo arte verdadero, entendiendo perfectamente la parábola del profeta David Hockney, cuando describe el recorrido del arte desde 1.400 (d. c), mediante dos líneas que se acercan o alejan, representando la tradición de la globoculación y la imagen basada en la lente. Son muchos los que se están ganando ─en vida─ el llanto y el crujir de dientes, por reivindicar unos y menospreciar los otros, la tradición de la representación y su intencionada puesta en crisis, respectivamente.

LafuturA cree tanto en quien crea contexto como en quien interioriza sentimientos, en quien trabaja el concepto como en quien se adentra en el formalismo o materializa objetos; en el activista como en el pasivista; en el quintacolumnista como en el que se enfrenta a pecho descubierto.

LafuturA cree saber distinguir entre modernidad, contemporaneidad y vanguardia, pero no se irrita cuando alguien se pierde en sus entresijos, pues no es falta del que no sabe sino del que no enseña.

A LafuturA le importa poco que el artista sea emergente, convergente, divergente, incluso decadente; que sea joven o anciano; cuerdo o loco. Lo único que le pide es que desde su futuro crea en un pasado mejor. Para ello le ofrecemos el hueco y la piel de nuestro caballo de Troya para expresión de sus conjeturas efímeras o transeúntes, cuya deriva sea generadora de caminos, ahora sí, que aren el pensamiento divergente propio y de los demás pululantes.

Cualquier medio de expresión tiene cabida: visual, auditivo, táctil, gustativo, olfativo o telepático; estático, activo, digital o de farándula; cualquiera que sea su envergadura espiritual, pero que sea posible concretarse en el espacio terrenal disponible.

LafuturA tiene y carece de otras cosas, que probablemente ni ella sabe; por eso precisa ofrecerse y a la vez completarse con acompañantes que caminen, piensen y sueñen, porque de ellos y nuestro es el pasado reino de la creación.

Amén.

Barcelona, octubre de 2.013

2 pensamientos en “MANIFIESTO

  1. chicos del futuro os he enviado la programación del festival FLAMENC CIUTAT VELLA 2011 en el CCCB donde con mucho gusto voy a presentar el documental A CARA O CRUZ dirigido por silvia prió, os espero y que disfruteis con el evento
    atentamente y a vuestra disposición
    la señorita prió

  2. el programa que teneis colgado en el blog no es el correspondiente os lo he dejado en vuestro email hoy o ayer
    desde aqui mis felicitaciones por las energias instaladas en lafutura siempre al servicio del arte que no decaigan las ideas siempre revolucionarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s